La Ciencia y El Amor
---Lic. Renny Yagosesky

El amor es el motor que mueve nuestras vidas, soñamos con él, luchamos por él, esperamos por él y hasta morimos de amor. Sin embargo por siglos ha permanecido como un fenómeno inexplicable que solo poetas y filósofos se aventuran a estudiar.

La doctora Elaine Hatfield de la Universidad de Minnesota ha estado estudiando el amor o como ella lo llama ‘ese intenso deseo de unirnos completamente con el otro’ desde hace 15 años. Ella ha desarrollado una ‘escala del amor apasionado’ (EAA) para medir las emociones y sentimientos relacionados con ese estado ‘psicológico extremo’ que nos lleva a estar obsesionados por el otro.

‘Las personas enamoradas con locura parecieran estar en una continua montaña rusa que pasa de la euforia a la ansiedad, de la calma al pánico, de la felicidad a la decepción’, explica la doctora Hatfield. ‘Es una combinación de esperanza con mucho de soledad, tristeza, celos y miedo’.

Por otra parte la psicóloga Dorothy Tennos entrevistó a 500 personas que se declararon "enamorados". Casi todos describieron la experiencia como agridulce y un 10% de los entrevistados se declararon temerosos de volver a estar enamorados.

Miedo, ansiedad y preocupación parecen ser los sentimientos que alimentan la pasión mientras más difíciles acceder a la otra persona mayor expectativa se crea en la pareja por estar con el otro.

Contrario a lo que mucha gente piensa, los hombres son los que más rápido y más profundamente, ellos son profundamente románticos por otro lado las mujeres tienden a ser más pragmáticas y se toman sus romances con mayor sentido común.

Finalmente, los investigadores también han encontrado que el amor no tiene edad ni raza.

El ideal del amor romántico se puede encontrar en cualquier parte del planeta en 147 paises y en un 89% de las sociedades humanas.

En nuestra sociedad, el amor a primera vista es el ideal romántico y el amor (al menos en teoría) se supone que debe durar para siempre. Sin embargo la llama del amor no es siempre la base sobre la que se construye el matrimonio.

Comúnmente las convenciones sociales (basadas en las necesidades económicas) determina si dos personas deban tener una relación romántica y llegar hasta el matrimonio.

El científico Arthur Aron por medio de algunos experimentos ha identificado igualmente 10 factores que incitan o llevan a una pareja a sentir amor por el otro.

En el tope de la lista está (como se podría esperar) la buena apariencia o una personalidad cálida, siguiendo de cerca está la apertura a una relación, compartir o trabajar en lugares próximos o algún lazo creado por compartir circunstancias inusuales o excitantes.

El status social, la habilidad para satisfacer expectativas y/o necesidades así como características físicas tales como el color de los ojos o el cabello son algunos factores de la lista.

Fuente: www.bellezaintegral.com.