Cómo Crear Relaciones Positivas
---Lic. Renny Yagosesky

Todo lo que una persona logra en su vida social tiene, en mayor o menor medida, el apoyo de quienes le rodean. Desde nuestro nacimiento, pasando por procesos importantes como crianza, educación y socialización, contamos siempre con el apoyo de otras personas que conforman nuestro entorno. Padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo y vecinos, brindan aportes a lo que somos, influyen en lo que sentimos, decimos y hacemos.

Lamentablemente, somos poco conscientes de esto, por lo que pasamos más tiempo del aconsejable compitiendo y discutiendo, en lugar de dirigir nuestras energías hacia la armonización, hacia la integración de los vínculos. Basta con mirar las cifras de divorcios, sociedades comerciales rotas y actos violentos, para notar nuestra incapacidad para establecer relaciones positivas.

Para poder comprender mejor este asunto, establezcamos primero la definición del término "relación. Una relación es una conexión, un contacto entre dos cosas o entre varios aspectos de una misma cosa. En el caso humano, diríamos que una relación es una conexión con nosotros mismos o entre nosotros y nuestros semejantes.

En cuanto a la idea de relación positiva, diremos que esa relación "yo-yo" o "yo-ellos" viene a ser positiva, cuando favorece el logro de nuestros objetivos, cuando nos permite evolucionar y cuando nos genera bienestar.

Crear una buena relación intrapersonal(de nosotros con nosotros mismos), implica revisar nuestros pensamientos y evitar el autosabotaje mental o emocional que frecuentemente nos daña y destruye. Se requiere estar vigilantes y dispuestos a enfrentar los hábitos de pensamientos limitadores, generalmente aprendidos culturalmente a través de la familia, la escuela, los medios masivos y otros agentes ideologizantes. Una mentalidad optimista, la valoración y el cuidado del cuerpo, la autoaceptación, la congruencia interna, la búsqueda decidida de la paz y la felicidad, y la internalización de ideas y actitudes del tipo: "valgo", "puedo" y "merezco", son algunos indicadores de una sana autoestima, es decir, de una buena relación "yo" con yo".

Es únicamente luego de haber alcanzado un grado de equilibrio y satisfacción con lo que somos, cuando podemos establecer relaciones positivas con los demás. Estas relaciones, deberán partir de una escala común o similar de valores, pues los valores positivos determinan actitudes y acciones positivas, mientras que valores negativos impulsan actitudes y acciones dañinas para la paz social. ¿Y cuáles son esos valores que sirven de semilla a unas buenas relaciones? El respeto, la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, la integración, la justicia y la paz. ¿Sus opuestos indeseables?, el irrespeto, la competencia, la indiferencia, la intolerancia, la segregación, la injusticia, la violencia.

Como los valores, nuestras creencias juegan un papel importante en las relaciones. ¿Cómo puedo tratar bien a los demás si pienso que la gente es mala, que nadie cambia, que la vida es una guerra y que para que alguien gane, otro debe perder? ¡Imposible! Muy por el contrario, se requiere pensar que hay una reserva positiva en cada ser, que la gente evoluciona y cambia con la experiencia, que la vida es un reto y una oportunidad de aprender y experimentar vivencias positivas, y que son necesarias y posibles

Aspecto esencial de las relaciones positivas es la "comunicación asertiva", un estilo vincular a través del cual las personas expresan sinceramente lo que sienten, revelan lo que quieren y no quieren, y defienden si fuera necesario sus legítimos derechos. La asertividad funciona, pues impide la manipulación, elemento clave de las relaciones negativas, que se evidencia cuando obligamos a otros a hacer lo que no desean hacer, y nos valemos para ellos de recursos como: la falsificación, la culpabilización, la intimidación, la intelectualización y la seducción. Es bueno señalar que cuando manipulamos, lo hacemos impulsados por temores a fracasar y a ser rechazados.

Una vez, el gran escritor indio, Rabindranah Tagore, dijo que el problema de las relaciones humanas estaba en que las personas querían ganar más que los demás haciendo menos que ellas. Esa idea del "vivo", hace que algunos están convencidos de que somos mejores humanos que otros, que tenemos la razón y que merecemos más. Esa mentalidad es creadora de odios, envidias, celos, críticas y violencia. Es esa la trampa mediante la cual el otro es el culpable ... y yo soy el inocente.

En resumen, una relación positiva es la que nos permite o estimula nuestra evolución y nuestros logros satisfactorios. Su punto de partida es una buena relación con nosotros mismos, fundada sobre la base de una sana autoestima (conocerse, aceptarse y valorarse), para entonces poder relacionarnos de la mejor manera posible con nuestros semejantes, apoyándonos en valores y creencias positivas, para crear en vínculos orientados a la comprensión, la armonía y la felicidad. Gracias por leerme.


Este artículo es propiedad intelectual de Renny Yagosesky. Si va a ser reproducido total o parcialmente agradecemos respetar el Derecho de Autor.